Él


Aun no logro olvidarlo, hace unos días vi su fotografía y con esto de tenerlo en facebook, y aunque deje de seguirlo hace tiempo para no tener noticias suyas en "las noticias más resaltantes del día", fue en vano porque a alguien se le ocurrió etiquetarlo, fue como un golpe en el estómago cuando aún estas respirando, es como quitarte todo ese aire en un segundo y tu expresión puede ser solamente una, la de una sorpresa, una resaltante sorpresa.

Sus ojos color miel, su cabello castaño oscuro y algo ondulado, su estúpida sonrisa perfecta, creo que aun lo recuerdo, sus rasgos, los hoyuelos que se formaban cuando esa gran sonrisa aparecía en sus labios, era más a o menos perfecto, perfecto para mi. Mi historia con él no fue perfecta, lejos de serlo, significo también que aprendí que era sentirse vulnerable y tonta, como si estuviera bien sentir necesidad por estar con alguien, como borrar tu seguridad y bajar todos los muros que te pusiste para protegerte ¿no? Ese chico, ese chico es imposible de olvidar en mi mundo, es decir, aun escribo muchas cartas, muchas historias en base a esos sentimientos que se interpusieron en mi camino cuando era una adolescente. Quisiera decir que no hubo drama, pero que historia de adolescente no involucra drama ¿cierto? por supuesto él ya tenia a alguien más en la mira, por supuesto era más hermosa de yo, era alguien más popular y con mucha más seguridad, pero cuando no tienes nada que perder, te arriesgar, tomas impulso y empiezas a ver en el espejo el reflejo que tanto estuviste buscando, como el querer ser mejor por ti misma, el creer que puedes ser la más guapa porque te la gana de serlo, y afortunadamente muchos a mi alrededor me hicieron sentir de esa forma, de la chica que no era la más hermosa, pero que con una increíble personalidad podía ser no solo bonita, podría ser una chica inolvidable.
Este chico, tenía una novia, y ahora debo admitirlo. No jugué sucio si eso piensan, pero cuando él vino con toda su iniciativa a querer en verdad conocerme, yo solo podía hacer una cosa, dejarlo hacerlo. Podíamos ser amigos después de todo, no era culpa de nadie el que dos adolescentes quisieran agregar más conocidos y/o amigos en su lista de contactos, además, su mejor amigo estaba enamorado de mí y eso era algo que los dos sabíamos, y algo que también sabíamos era que él y yo nunca hablamos de otras personas que no fuéramos nosotros mismos, es por eso que tanto R, su mejor amigo, como K su novia, eran nombres que no sonaban en nuestras conversaciones. No quiero hablar de ellos ahora, pues como dije, es una larga historia y tiene un título aparte, palabras y pedazos que siempre serán complicados de escribir.
Solo quería escribir, sobre él, sobre la patética esperanza que albergó desde que dejamos de ser nosotros, si es que alguna vez hubo un nosotros, te odio y te...quiero. No sé si al final del día le encuentre un propósito a este post, pues solo se trata de hablar de sentimientos a mi parecer ¿no? es decir, ¿algún día volverás? Odio recordarte cuando alguien menciona palabras como #primeramor, #colegio, #imposible o "¿con quien fuiste a tu fiesta de prom?", odio recordarte, tan fresco como ayer, odio recordar que amaba tener conversaciones contigo, lo tontos que fuimos y el tiempo, odio el poco tiempo que nos quedo después de conocernos. Ahora han pasado más de diez años desde que bueno, dejamos de ser niños, y yo aún sigo esperando, esperando que el hombre de mis sueños venga por mí, venga a buscarme, ¿sigues siendo un niño o ya eres ese hombre? porque cuando yo me despedí de ese niño, ese niño me dijo "que nunca iba a enamorarse" y yo le dije a ese niño "hazlo, no juegues con los sentimientos de niñas como yo, cree en el amor" y cuando me miraste, sabías que era cierto lo que te decía, sabias que yo te quería, y entonces me besaste, lo hiciste como nadie jamás me ha besado en mi vida, y cuando terminaste, te fuiste, me dejaste y otra vez viste la pura vulnerabilidad en mi, expresada en lágrimas que dolían, no sabes cuánto dolían, no quería que te vayas, no quería que terminara porque sabía que no iba a volver a verte, me sentí insuficiente, una pequeña cosa que no bastaba para ti. Juro que pensé que el tan esperado beso entre tú y yo, iba a ser suficiente, suficientemente bueno para que te quedaras conmigo. Te fuiste, y yo me quede.
Volviendo a leer todo esto "como se que se llame", veo a la chica que piensa que aún tiene quince años, veo a una persona pérdida, que está deambulando, esperando, esperando dios sabe qué, pero sigue esperando, como las locas del muelle, mirando el mar inmenso, donde da ganas perderse, donde da ganas dejar de respirar. ¿te paso a ti? ¿se te perdió un amor que quieres volver a encontrar? es decir, la ciudad no es tan grande, los lugares son los mismos y las calles en algún momento nos volverán a juntar, para volver a ver esos ojos y esa sonrisa, pero la verdad, no sé si ese día estaré preparada parar verte, no sé si ese día seremos o muy viejos o muy comprometidos, quien sabe, podríamos volvernos locos y olvidarnos de todo y de todos. Aquí delirando en el medio de la noche, cambio y fuera. 

Comentarios

Entradas populares